Carta a mi compañero de viaje “mi marido”

foto-blog-bodaimg_8387Estarás leyendo esto una vez lo comparta con los nuestros e incluso con la gente que no conozco.

Espero que estés tirado en la cama leyendo las palabras que te dedico, y te preguntaras ¿por qué ha escrito para mi? Mi preciado y gran amor; te escribo porque no me bastan solamente los hechos, si no también el decir que te amo delante de todos… quisiera gritar al mundo entero lo feliz que estoy por habernos casado, aunque me quedase sin pulmones lo haría, aunque no pudiese hablar por un día no me importaría.

Todo ha sido maravilloso, ha sido maravilloso desde aquel regalo que me diste el día ocho, día de mi cumpleaños. Puedo decir que esperaba abrir aquella cajita y encontrarme un collar, la sorpresa fue enorme al encontrarme con dos anillos de boda. No hay algo más precioso que aquel regalo.

Marido mio repetiría cada día de nuestra relación una y otra vez, se que no me cansaría, te contaría mil veces mis secretos mientras me rio contigo en el sofá, sentados tomando una cerveza, repetiría cada día que nos dedicamos en la bañera llena con sales marinas “cuanto nos relaja aquellos baños que tanto amo” repetiría un pequeño enfado, para que así me busques mientras me estoy duchando. “esa es nuestra esencia cuidarnos mutuamente con amor y pasión

repetiría nuestras locuras por donde quiera que vamos, esa complicidad con la que me pides que haga algo con solo mirarme… esa complicidad con la que yo te respondo.

¿recuerdas nuestra primer cita cuando me esperaste en gasolinera del Hipercor? Porque yo la recuerdo como si fuese hoy. Recuerdo entrar en aquel bar de Punta Umbría, ubicado en aquella cálida esquina, sentarme justo frente a ti, recuerdo cuando me hablabas con esa timidez o como sudaban mis manos al no saber como reaccionar ante tu presencia. Recuerdo morderme los labios, porque ello es lo que hago cuando estoy nerviosa al igual que acaricio ligeramente mi cabello, y aquel día los nervios afloraban porque en ningún momento dejaste de mirarme. “nuestra primer cita fue única

Todo los días que has compartido a mi lado, han sido maravillosos… podría recordar y recordar, pero creo que no terminaría jamás.

Juegos, cambios y miedos me identificaron a mi cuando te conocí, intenté decirte adiós después de aquella cena tan preciosa, que me hiciste en tu casa y me ahogue, intenté alejarme y me tropecé, aunque intenté ocultarlo, mi mundo se desmorono cuando intenté sacarte de mi vida. Me di cuenta que te necesitaba más de lo que yo pensaba, me di cuenta que mi cuerpo no era el mismo, cuando tu no estabas, mi respiración cambiaba cuando no te tenía a mi lado. Aunque intenté ocultarlo es obvio, mi mundo se desmorona cuando no estás cerca.

Te juro que lo que más me encanta es, aquella sonrisa que sacas de mi cuando nos enfadamos, y haces que te coma a besos ¡es imposible Oscar Idarraga enfadarme contigo! Me encanta cuando me abrigas cada noche entre tus brazos, ¡lo encuentro tan tierno! quedo tan diminuta entre tus brazos y tus piernas, que mi felicidad es profunda e infinita.

Gracias y mil gracias por hacer de nuestros cinco años, más que hechos, porque es lo que más me ha mantenido a pie de batalla cada día. En los tiempos que vivimos no es fácil tener una relación como la nuestra, no es fácil llegar a una platica profunda… algo que tu y yo hacemos a diario. Gracias por hacer de nuestra relación algo mágico; por aquellos días que has estado cuando he estado enferma, por secar las lagrimas que han recorrido mis mejillas y convertirlas en besos húmedos, por ser mi amor incondicional en lo bueno y malo. Porque nada ha sido fácil, al contrarío, nos ha costado mucho tener lo que ahora tenemos, y ser quienes somos hoy, eso sí los pasos que vamos dejando van quedando plasmados en mi mente.

créeme que soy la mujer más feliz, porque la vida me ha premiado con el mejor hombre. prometo no prometerte nada, sabes que las promesas no me gustan, solo voy a hacerte cada día feliz, voy a cuidarte cada día, como se cuidan las plantas para que jamás se resequen o se marchiten e intentaré dejar lo enfadadiza que suelo ser “pero ambos sabemos que es difícil” intentaré que no dejes tus maletas del fútbol por medio, que ya son dos las maletas que tienes en medio del pasillo o en el medio de la puerta del baño, para así yo no caer cuando voy dormida y no enfadarme por tu dejadez en cuanto a ese tema…

aparte de agradecerte a ti, agradezco a tu familia por dejarme formar parte de ellos. Saber que al principio fui reacia al querer entrar a sus vidas y que ellos entrasen a la mía, me era realmente difícil, ya que soy una persona muy cerrada a la cual no le gustan las preguntas, ni la hipocresía, porque cuando entro en la vida de una persona, tu sabes que me quedo para siempre o me voy, con lo cual no tengo punto intermedio. No puedo decir nada malo, al contrario tienes una familia estupenda lo cual te convierte en alguien estupendo.

Gracias a mi familia por dejarte entrar en sus vidas, por tratarte como uno más de nosotros, y por tu quererlos tanto.

Gracias a mi amada madre por enseñarme a saber escoger el mejor camino, para no equivocarme, gracias por poner espejos delante mía y así hacer, que no fuese una niña con pajaritos en la cabeza o con los pies en las nubes. Por ella estoy aquí gozando una vida preciosa. Siendo la princesa de mi propio cuento y no viviendo un cuento de mentiras.

Las gracias no se quedan cortas, cuando se trata también de tus amigos, tu segunda familia, que a día de hoy es de admirar, les doy las gracias por permitirme entrar en sus vidas, Gracias a aquel borracho rubio que tienes como amigo y que le quiero tanto “Maneiro” Gracias King por tus momentos de risas, conversaciones, amistad y la de tu mujer Lourdes, sois estupendos y a Ivan ¿que le puedo decir? Si es un cachito de pan, eres un pedazo de ejemplo para todos, créeme que poder haber convivido contigo, aquellos meses fueron los mejores, pero aun mil gracias por ese amigo que tienes. ¡tu mi Sergio! Eres el último en recibir las gracias, ya que eres mi filósofo, el chavalin más buena persona y humilde que haya podido conocer, gracias por compartir cenas, consejos y platicas llenas de alegría.

A todos les agradezco demasiado, ya que sois parte de nuestra vida y habéis dejado que nuestra relación creciese.

Gracias marido mio, no puedo hacer esto más largo, pero si puedo decirte que la magia con la que mantenemos nuestra relación, seguirá siendo la misma. No pedía una boda lujosa, no pedía a toda nuestra familia a nuestro lado, pedía lo que me diste un día para los dos, muchos días más a tu lado “cinco años son pocos, en cinco años mi corazón se agita cuando te veo entrar por la puerta de casa, en cinco años mi piel se pone mal cuando le das una caricia, los mejores cinco años que me haz podido dar GRACIAS

No sabía quien era. es una historia que marca la vida de una pequeña.

Te amo Oscar Alonso Idarraga…

Publicado por Mónica Ramírez

Soy una persona, que da crédito donde el crédito es merecido. Un alma soñadora a la que le encanta reflejar lo vivido, y para así poder transportaros a aquellos sitios.

4 comentarios sobre “Carta a mi compañero de viaje “mi marido”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: